Descalcificación

Se habla de aguas duras cuando la cantidad de calcio y magnesio es alta y de aguas blandas, cuando estas cantidades son bajas. Al aumentar la temperatura del agua la solubilidad de la cal disminuye, esto quiere decir que cantidades de carbonato cálcico relativamente elevadas que estaban disueltas a 15/20 ºC en el agua, cuando la calentamos en nuestra casa a 50/55 ºC (termo para producción de agua caliente sanitaria o resistencias de lavavajillas) precipitan e incrustan las partes más calientes, creándose como consecuencia un aislante térmico en forma de capa blanquecina.

El aislamiento que genera la incrustación calcárea repercute en una pérdida de rendimiento térmico de nuestros electrodomésticos. En otras palabras, se consumirá más energía (o lo que es lo mismo, pagará más) para obtener la misma cantidad de agua caliente sanitaria.

Los problemas de la cal:

Las incrustaciones de cal en las tuberías, duchas, grifos y aparatos domésticos tienen como efectos:

  • Consumos elevados de detergentes al lavar la ropa.
  • Cabello y piel irritados.
¿Cómo descalcificar el agua?

La única tecnología que asegura la obtención de agua blanda es la descalcificación mediante resinas de intercambio catiónico. El agua pasa por un lecho de resinas que tienen la capacidad física de captar iones de Ca++(calcio) y Mg++(magnesio) e intercambiarlos por iones Na+(sodio). El resultado del proceso consiste en una considerable reducción de los iones que combinados con el carbonato (CO3—) generan la cal. De esta manera se evita la generación de incrustaciones.

Estas resinas son muy similares a la arena. Llega un momento en que se llenan de iones de calcio y magnesio y deben regenerarse con iones sodio. Esto se consigue haciendo pasar por el lecho de resinas una mezcla de agua saturada con sal común (cloruro sódico). Este es el proceso de limpieza y regeneración de las resinas de intercambio iónico a través del cual, por una parte, se eliminan vía desagüe los calcios y magnesios retenidos en la fase de captación y, por otra, se recargan las resinas para un nuevo uso.

Enertia Aqua comercializa una extensa gama de descalcificadores para cubrir la necesidad de reducir la dureza del agua.

 

Equipos para descalcificación

[huge_it_catalog id=”12″]